El Guppy, Poecilia reticulata

GuppyEl Guppy o Poecilia reticulata es un pez muy común en los acuarios de aficionados. Su fácil adaptación a los acuarios tropicales comunitarios y la viveza de sus colores, lo convierten en protagonista del acuario de muchos aficionados.

Su condición de vivíparo, su prolifidad y adaptabilidad lo hacen una especie interesante para los principiantes y los más pequeños de la casa.

Es un pez pequeño de no más de 5cm, que habita en zonas de baja corriente de ríos y lagos. Se encuentra naturalmente en Trinidad y Tobago, Venezuela y algunas islas del caribe.

Aunque la facilidad del guppy para reproducirse, su capacidad de adaptación y su gusto por las larvas de mosquito lo han convertido en un aliado en la lucha contra plagas y enfermedades como el paludismo o la malaria en países como Brasil o Guyana. Estas características incluso han llegado a provocar que en algunos lugares se considere al guppy como una especie invasora.

Fisonomía y diformismo sexual

Los guppys principalmente se diferencian por sus colores, los machos exhiben mucha mayor coloración que las hembras. Además los machos son más pequeños y poseen un órgano reproductor característico, en la parte inferior de su cuerpo, llamada gonopodio. Las hembras poseen una aleta en lugar de gonopodio.

La cría masiva del pez Guppy para acuariofilia, ha contribuido a que los guppys macho destaquen aún más frente a sus hembras debido a los bellos colores verdes, azules, rojos, amarillos, naranjas y diferentes tipos de cola que existen en el mercado. Las hembras por contra, sólo reflejan alguna coloración en su aleta dorsal y la cola.

Ejemplar de hembra guppy embarazada

Hábitat

Aunque son peces muy tolerantes y adaptables, para su cría es recomendable mantenerlos entre 22°C y 28°C en aguas ligeramente alcalinas.

Conviven con otras especies pacificas en su hábitat original y en acuarios comunitarios. Sólo los “comealetas” y peces agresivos pueden molestar a los guppys. Sin embargo para evitar que los machos guppy estresen a las hembras es necesario mantener más hembras que machos en el mismo acuario.

Reproducción

A los tres meses de vida, los guppys ya son sexualmente activos. Los machos comienzan a perseguir a las hembras en su cortejo. Cuando están listos, el macho “lanza” su esperma mediante el gonopodio.

La hembra fecundada engorda notablemente y muestra en su parte posterior una mancha negra. Cuanto mayor tamaño y tono oscuro alcanza, más cerca esta el alumbramiento. El guppy es ovoviviparo, lo cual significa que los embriones crecen y se desarrollan en el interior de sus madres. Permanecen en su vientre en huevos que los alojan hasta el momento del alumbramiento. Es importante destacar que las hembras de guppy pueden conservar esperma para autofecundarse durante varios meses.



Este video muestra una hembra guppy dando a luz en una paridera.

Llegado el momento del alumbramiento, es posible que la hembra embarazada tarde varios días en dar a luz a sus alevines. Pueden nacer una media de entre 20 y 50 alevines, aunque hay hembras que alumbran más de 100 ejemplares. Tras nacer, estos alevines de guppy no nadan por si mismos y pueden ser devorados por sus padres u otros habitantes del acuario en sus primeros días de vida. Alevines de guppy en una parideraPor eso muchos aficionados introducen a la hembra en una paridera cuando preeven que una hembra va a dar a luz. Esta paridera es un utensilio que mantiene separados los alevines del resto del acuario por lo que podrán crecer libremente sin temor a ser devorados. Si no se usa una paridera, es muy aconsejable tener un acuario muy plantado con cabomba, musgo de java y plantas flotantes que tamicen la luz.

Los alevines podrán ser introducidos en un tanque comunitario en el momento en que su tamaño sea superior a las bocas de sus vecinos.

Alimentación

El guppy es omnívoro, acepta comida vegetal y le encanta degustar artemia, daphnia y larvas de mosquito. En su hábitat natural la alimentación del guppy se basa en las larvas de mosquito.

Su boca supera indica que se alimenta de la superficie aunque puede bajar al fondo a comer si fuera necesario. El sistema digestivo del guppy es rápido por lo que hay que tener cuidado con la sobrealimentación. Echar varias veces de comer pero en muy pequeñas cantidades.

Conclusiones

Es un pez alegre y vistoso de fácil reproducción que sin duda dará un toque de color a nuestro acuario tropical comunitario. Además puede servir como iniciación ideal para los novatos en la acuariofilia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *